Loading...
 

PROBLEMAS

La influencia de componentes no orgánicos en la salud siempre huele mal a priori. Lo que está en debate ahora son los componentes del plástico, especí­ficamente el llamado ftalato . Este componente se encuentra en botellas, esmaltes de uñas, fijadores, etc. Se debate si los plásticos tienen ftalatos ó no, y cuáles son sus implicaciones . La industria del plástico afirma que los ftalatos se utilizan hace más de cincuenta años, y que si efectivamente causaran daños ya se habrí­an manifestado. Además, algunas industrias como la cosmética afirman que se utilizan en pequeñas cantidades. Pero ésta no es la opinión de quienes están en contra de los ftalatos. Este componente de los plásticos se encuentra en el plástico llamado PVC. í‰ste es un plástico rí­gido que contiene ftalatos. Se utiliza en la industria de la construcción, en los juguetes, tuberí­as, etc. Si bien contiene ftalatos, no afecta directamente al consumidor porque no es un plástico "consumible" directamente. El problema más grave son los plásticos de tipo PET. Los PET son los plásticos que pueden afectar al consumidor de forma más directa, puesto que se encuentran en botellas, papel para envolver comidas, etc. Al ser muy vulnerables al calor, los plásticos PET se funden con facilidad, mezclándose con los alimentos que contienen. Los problemas que en teorí­a causan los ftalatos son referidos a la fertilidad, al cáncer (sobretodo de mama) y problemas endocrinológicos.
Sin embargo, no se ha comprobado efectivamente aún que los PET causen problemas para la salud. El tema está en debate, pero por las dudas es conveniente ser cauteloso en el uso de estos tipos de plásticos para no dañar nuestra salud, aunque sea de forma hipotética.

ALTERNATIVAS

El bioplástico es un material polí­mero fabricado a partir de materias primas naturales (como azúcar, almidón, celulosa, patatas, cereales, melaza, aceite de soja, maí­z, etc.), que son procesadas por organismos vivos (hongos, bacterias o algas), por lo que casi no produce contaminación en su producción, y que es biodegradable.
Tiene la misma resistencia y rigidez del plástico normal, por lo que se usa en embalajes y envases (en algunos paí­ses de Europa se utiliza ya como material para el embalaje/envoltura de productos alimenticios), en botellas, espumas, productos higiénicos y juguetes. Otros uso importante se le está comenzando a dar en la electrónica y telefoní­a móvil: Mitsubishi y Sony lanzaron en Japón una carcasa para Walkman hecha con plásticos biodegradables. Motorola ha creado una cubierta para sus teléfonos móviles que puede ser reciclada mediante la técnica del compostaje. Diversas empresas como Pioneer, Sanyo o Sony han desarrollado discos de almacenamiento y Fujitsu, Hewlett-Packard o NEC carcasas de ordenador a partir de diversos materiales bioplásticos. Otra novedosa área donde los bioplásticos están empezando a ser importantes es en la biomédica: la ingenierí­a de tejidos (que fabrica tejidos humanos a partir de materiales biodegradables) abre la esperanza a la futura producción de órganos de recambio. Los cientí­ficos que trabajan en esta área son conscientes de que todaví­a faltan décadas para que se puedan crear hí­gados, riñones o corazones, pero algunas aplicaciones como placas o tornillos biodegradables ya están siendo empleados en la actualidad en cirugí­a de huesos.
Desventajas:
La principal desventaja es el costo de producción y el precio, que suele ser mayor que los plásticos sintéticos. Sin embargo, su uso aumentará a medida que se observen las ventajas comparativas del bioplástico frente al plástico sintético, el aumento de la inversión en I+D y el actual escenario de alza continua del precio del petróleo. El desarrollo del sector también es impulsado por el firme respaldo de la Comunidad Europea (normativa EN 13432 de enero de 2005) quienes incluyen un item especial para envases y embalajes "compostables certificados". Dicha normativa, establece que durante la fase de lanzamiento los productos quedan exentos de la obligación de cuotas de recolección y reciclado; el primer paí­s en ponerlo en práctica ha sido Alemania con el ánimo de impulsar la utilización de los bioplásticos.

DATOS INFORMATIVOS


Nuevos estudios cientí­ficos sobre el BPA contradicen los análisis anticuados de la FDA
Mientras los cientí­ficos daban a conocer los resultados de una nueva investigación que vinculaba diabetes y cardiopatí­as en humanos con los niveles en la orina de una sustancia quí­mica hallada en los plásticos, la Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Medicinas) seguí­a afirmando que este producto quí­mico "”bisfenol A (BPA) "” es seguro. Toda esta información contradictoria es confusa para los consumidores.
La FDA organizó una reunión pública en la que los expertos criticaron la evaluación de la agencia federal, como obsoleta e inadecuada. Al mismo tiempo, se dieron a conocer los resultados de un extenso estudio epidemiológico que examina los efectos sobre la salud del BPA, un producto quí­mico ampliamente utilizado en el revestimiento de latas de bebidas y alimentos, en las botellas de plástico duro transparente y en los envases o recipientes de plástico que se usan para guardar comida. Estos resultados parecen indicar efectos nocivos para la salud, aun cuando la exposición al BPA ocurra en dosis bajas.
El nuevo estudio, publicado en la edición del 17 de septiembre de 2008 del Journal of the American Medical Association, se basaba en un análisis llevado a cabo en las universidades de Essex y Plymouth, en Inglaterra, y en la Universidad de Iowa. Los cientí­ficos analizaron datos del gobierno de Estados Unidos (recogidos entre 2002 y 2004) sobre muestras de orina de 1455 estadounidenses, cuyas edades fluctuaban entre los 18 y los 74 años. Hallaron que las mayores concentraciones de BPA en la orina estaban vinculadas con un mayor predominio no sólo de diabetes y cardiopatí­as, sino también de anomalí­as relacionadas con las enzimas hepáticas. Si bien los investigadores de JAMA observaron que los resultados no comprueban que haya causalidad y que es necesario llevar a cabo estudios de seguimiento independientes, pero ya existe evidencia en estudios hechos con animales que muestran efectos adversos para la salud, incluso con exposiciones a dosis bajas.
Desde que Consumer Reports hizo su primera advertencia sobre el BPA en los biberones en 1999, la evidencia del potencial tóxico del BPA ha seguido acumulándose. En la declaración de Consumers Union para la reunión de la FDA, Urvashi Rangan, Ph.D., cientí­fico y analista de polí­ticas y normas, reiteró su convocatoria de efectuar una evaluación mejor fundamentada desde el punto de vista cientí­fico y urgió a la FDA que se elimine el BPA en los envases de comida y bebida.
"No se ha demostrado que el BPA sea seguro para la población americana, a los niveles de exposición actuales. Y, el gobierno está transmitiendo a los consumidores mensajes contradictorios sobre el nivel de preocupación", expresó el Dr. Rangan. "A pesar de que el BPA se metaboliza con rapidez, los niveles que circulan en una gran parte de la población estadounidense son constantes y elevados. Esto indica que los consumidores están constantemente expuestos al BPA".
"Existe un margen de seguridad que es adecuado para proteger a los consumidores, incluyendo los bebés y niños, a los niveles de exposición actuales", explicó Laura Tarantino, cientí­fica senior de la Administración de Alimentos y Medicinas, al panel de expertos el martes, según informa la Associated Press.
Pero en las pruebas realizadas para la revista Consumer Reports, se ha encontrado BPA que se filtra de biberones y de ciertos tipos de envases grandes para agua embotellada. Los estudios realizados por otros grupos también han encontrado niveles elevados de BPA en alimentos enlatados y fórmula para bebés.
Por otra parte, los autores del estudio de JAMA que acaba de publicarse señalan que es factible que la exposición al BPA entre la población general de los EE. UU. exceda los lí­mites fijados por la Agencia de Protección Ambiental para la "dosis de referencia" o la exposición diaria, considerada inofensiva.

¿QUí‰ PODEMOS HACER?

Mientras los estudios siguen su curso, podemos ...:
- Identificar cuáles son los recipientes que podrí­an contener este producto quí­mico. El policarbonato normalmente es transparente más que opaco, aunque puede tener algo de color. Si el recipiente lleva un código de reciclaje, estará marcado con el número 7 ó con las letras "PC" "”o ambas identificaciones. Las botellas número 7 fabricadas con poliétersulfona* (PES) sin BPA no tienen la marca PC. Otras alternativas de plásticos que no contienen BPA incluyen el polietileno, que puede estar marcado con los códigos de reciclaje 1 (PET) ó 2 (HDPE, High Density Polyethylene, polietileno de alta densidad) y polipropileno, 5 (PP).
- Para los biberones, el vidrio o los plásticos sin BPA, tales como el polietileno, son las opciones más seguras, de acuerdo con las recomendaciones que Consumer Reports ha realizado pruebas en el pasado , dichas pruebas que hemos efectuado en un número limitado de biberones detectaron sólo niveles mí­nimos de BPA que están por debajo de los niveles con potencial de presentar un riesgo para los bebés. Estos cinco biberones constituyen una mejor opción que el policarbonato para quienes no desean usar vidrio: Born Free, en envases dobles de 9 onzas fluidas ó 5 onzas fluidas; Evenflo Classic sin BPA, de flujo regular, de 8 onzas, de colores; set de almacenamiento y alimentación con leche materna Medela, de 5 onzas; Nuby Non-Drip, multicolor, de Luv n' care, de 10 onzas ó 7 onzas; y válvula anticólicos con chupón MAM Silk touch (UltiVent), de 9 onzas.
- Para quienes reutilizan las botellas de agua con frecuencia y desean evitar el BPA, se les recomienda considerar el polietileno, el acero inoxidable o el aluminio, con revestimiento interno sin BPA.
Image

Julián Jiménez Fernández 2ºBACH-A


Created by: Last Modification: Monday 18 of November, 2013 13:21:24 CET by a4esoCmfortess
List Slides